FECHA: SÁBADO 5 NOVIEMBRE 2022

(pendiente de confirmación)

HORA:   19:00 h

LUGAR: En Badalona (el lugar se comunicará próximamente)

ENTRADA LIBRE 

  

¿QUIÉN FUE ENRIQUE GARCÍA?

 

A principios del siglo XX, este guitarrero madrileño establecido en Barcelona alcanzó un gran prestigio y relanzó la escuela catalana de guitarreros.

La calidad de su trabajo le hizo mantener estrecho contacto con algunos de los guitarristas más famosos de su época, como Francisco Tárrega y Miquel Llobet.

  

 

PROGRAMA DEL EVENTO

19:00 

Introducción a la obra de Enrique García, por Antonio Manjón

19:30

Mesa redonda de guitarreros sobre la obra de García.

20:00

Recital con guitarra original de Enrique García

Intérprete: (se anunciará oportunamente)

 

 

BREVE BIOGRAFÍA DE ENRIQUE GARCÍA

 

Enrique García Castillo nació en Madrid en 1868. Hijo de un fabricante de guitarras, Juan García, a los 15 años comenzó su aprendizaje en el prestigioso taller de Manuel Ramírez, para quien trabajó durante varios años. En 1893 ganó el primer premio en la Exposición Universal de Chicago.

En 1895 se trasladó a Barcelona, donde abrió un taller en la calle de Aragón nº 455. En 1903 trasladó su taller al nº 369 de la misma calle. En 1908 se trasladó de nuevo, esta vez al Paseo de San Juan, nº 110.

En la Barcelona de principios de siglo XX se concentraban los mejores guitarristas del momento y la calidad del trabajo de Enrique García hizo de él un referente en su época, lo que supuso un gran impulso para la Escuela Catalana de guitarreros. 

Falleció el 31 de octubre de 1922. Al día siguiente apareció una crónica en “El Noticiero Universal” en la que se podía leer lo siguiente:

 

“Llegó a adquirir tal perfección en su arte que puede afirmarse sin exageración que las guitarras que salieron de sus manos superaban en calidad y en cantidad de sonido a las mejores que se han fabricado, incluso a las del famoso Torres.”

 (...)

”Hay fundadas esperanzas de que el brillante nombre de la casa García  no se extinguirá, pues su único e inteligente discípulo, Francisco Simplicio, se propone continuar la labor del maestro, habiendo dado ya alguna buena muestra de ello. Descanse en paz el guitarrero insigne.”

 

 


 

 

ß  Volver